El embarazo y el deporte en la mujer

A modo de resumen explicaremos la mejor forma o las recomendaciones para la mujer embarazada que debe hacer ejercicio mejorando su salud y la de su feto. Existen riesgos hipotéticos ligados al ejercicio descontrolado, y que por lo tanto si eres deportista o quieres hacer deporte deberás tener muy en cuenta:

 

  • Menor flujo sanguíneo uterino e hipoxia fetal.
  • Hipertermia con posibles efectos teratogénicos (desarrollo fetal anormal).
  • Disponibilidad de hidratos de carbono para el feto.
  • Aborto y resultado del embarazo (muy pocos estudios y contradictorios).

 

En cualquier caso la mayoría de estudios han mostrado efectos favorables del ejercicio como son un menor peso materno, una estancia hospitalaria más breve y un menor número de cesáreas entre otras.

 

 

Recomendaciones para el ejercicio durante el embarazo.

Lo que es indudable que los beneficios superan a los posibles riesgos asociados si se hace una programación de ejercicio adecuada. Según Wolfe y colaboradores existen unas pautas que se deben seguir para prescribir ejercicio y siempre con una buena sistematización. Presta atención y observa la mejor forma de hacer ejercicio:

 

  • Primero de todo hay que obtener una autorización médica antes de hacer ejercicio.

 

  • Mejor el ejercicio aeróbico sin carga de peso propio como ciclismo o natación, que el ejercicio con peso propio como correr.

 

  • Los niveles de esfuerzo se deben prescribir a nivel propio o individual.

 

  • Esquivar el ejercicio agotador durante el primer trimestre.

 

  • Si eres una mujer inactiva, es mejor incrementar la cantidad y calidad del ejercicio de forma muy gradual.

 

  • Muy importante evitar el ejercicio o la colocación del cuerpo en decúbito supino, sobre todo al final de la gestación.

 

  • Además evitarlo cuando haya mucho calor o humedad.

 

  • Beber el líquido adecuado al entrenar, es decir, antes y después de hacerlo.

 

  • Si se está cansada es mejor evitar el ejercicio, sobre todo al final de la gestación.

 

  • Muy importante hacer ejercicio con intervalos periódicos de descanso, y así evitar la hipoxia fetal y la hipertermia.

 

  • Saber cuáles son las razones para interrumpir el ejercicio por alguna molestia o algo que no va bien, y consultar al médico lo más rápido posible si alguna vez se produce.

 

Debes tener en cuenta que aparte del médico, lo mejor también es que el obstetra o médico, sepa y ayude a la mujer embarazada en cuanto a la duración, la frecuencia, intensidad y modo de hacer su actividad.

El American Colege of Obstetricians and Gynecologist (ACOG) también hicieron otras pautas en 1985, que después en 1994 Pivanik revisó y resumió en estas reglas:

 

  • Las embarazadas pueden obtener mayores beneficios haciendo una actividad de leve a moderada practicada al menos 3 veces a la semana.

 

  • Las mujeres como hemos dicho antes, deben evitar el ejercicio en decúbito supino y estar de pie sin moverse, sobre todo después del prime trimestre ya que afecta al gasto cardíaco.

 

  • Interrumpir el ejercicio cuando se cansen, no ejercitarse hasta el agotamiento y modificar sus hábitos conforme tengan los síntomas.

 

  • Los ejercicios con carga propia pueden hacerse en algunos casos, pero las actividades sin cargas como ciclismo, natación o similares, reducen el riesgo de lesión en las articulaciones.

 

  • No practicar ejercicio que pueda producir traumatismo abdominal.

 

  • Aumentar durante el embarazo 300 kcal diariamente, y modificar la dieta de forma que vaya encaminada a proporcionar la mejor energía a la mujer y su feto.

 

  • Muy importante llevar ropa adecuada para que elimine el calor, sobre todo durante el primer trimestre. Además la ingesta de líquido debe ser la necesaria para asegurar una adecuada hidratación, y optar por las condiciones atmosféricas como el calor y la humedad más óptimas.

 

  • Hacer ejercicio de forma gradual, de forma que aumentemos la intensidad o la frecuencia muy poco a poco.

 

Por lo tanto, los beneficios que proporcionan un correcto programa de ejercicio durante el embarazo, eliminan los riesgos que vienen asociados con el parto. Por ello es muy importante llevar todo bien coordinado con el médico y ginecólogo, detallando todos los factores más relevantes para asegurar la mejor seguridad para la mujer y su feto.



Contacto

Puedes contactar con nosotros en los siguientes correos:

 

info@trainyourself.es

 

o bien puede utilizar nuestro formulario.

Horario de atención

Horario de contacto sin ningún tipo de compromiso de Lunes a Domingo las 24 horas del día en los correos indicados anteriormente. Tu correo será contestado lo antes posible.

Consulte nuestro catálogo de servicios

Trainyourself en redes sociales

Tiene instalado un bloqueador de ventanas emergentes. Esta aplicación web solo puede configurarse y mostrarse correctamente si el bloqueador está desactivado.
{if:adminMode}
{trans:no-articles}
{end:if}