Movimientos desaconsejados para la columna

Movimientos desaconsejados para la columna

Movimientos que deberás evitar para evitar posibles lesiones en la columna vertebral.

Flexiones laterales    Hiperflexión lateral de la columna vertebral

Podemos definir una flexión lateral máxima de la columna como aquella que sobrepasa los 35 grados de flexión (Alter, 1990) y (Cotton, 1993). Este ejercicio es repetido numerosas veces por mucha gente cuando quiere calentar o estirar, pero para que veamos sus efectos negativos hace falta consultar estudios como los de (Miñarro, 1997), el cual nos cuenta que se producen:

  • Compresión de discos intervertebrales desplazándose el núcleo en dirección contraria.
  • Compresión nerviosa.
  • Sobreestiramiento de los ligamentos y posibilidad de desgarro.

No estamos queriendo decir que la flexión lateral sea mala, si no que llevada en su máximo rango sí lo es. Como alternativa a este ejercicio, solo hace falta llevar el rango de la articulación a ser menor de los 35 grados y mejor sin estirar los brazos ya que incrementamos la resistencia.

Es recomentable también una ligera flexión de rodilla del lado al que estemos realizando el movimiento, además de que tengamos la cadera estabilizada e inmóvil.

Quizás te pueda interesar Movimientos desaconsejados para la columna cervical.

Rotaciones máximas     Efecto perjudicial de la rotación máxima para la columna vertebral

En cuanto a las rotaciones vertebrales máximas podemos decir que se incrementa su daño fisiológico cuando lo hacemos de forma balística (muy rápida), ya que nos provocan que lleguemos al límite de lo que nuestro tronco puede soportar. A la vez que la flexión máxima vertebral, los daños que se producen son muy serios especialmente en los lumbares. Los daños son:

  • Gran presión en los discos intervertebrales (Yessis, 1992).
  • Deformación y degeneración de éstos (Elia y cols., 1996).
  • Estiramiento de los ligamentos y lesión de las fibras anulares del disco intervertebral.

Por lo tanto como se ha explicado anteriormente, debemos evitar a conciencia las rotaciones balísticas y máximas (Colado, 1996). Lo aconsejable es realizar el ejercicio a velocidad normal hasta los 45 grados del movimiento.

A tener en cuenta:

Cuando estamos en mitad de la competición o entrenando, por supuesto que este tipo de movimientos surgen de una forma o de otra. Lo que no podemos permitir es realizarlos de forma en calentamientos cuando estamos frios, mucho menos de forma repetida, y como ya se ha dicho, nunca de forma balística. De esta forma muchos deportistas llegan a lesionarse en el entrenamiento o incluso en el calentamiento previo justo antes de competir.

También te puede interesar

Deja un comentario

Translate »