Síndrome de sobreentrenamiento

Síndrome de sobreentrenamiento

El síndrome de sobreentrenamiento en los deportistas.

Mujer escuchándo música concentrándose para entrenar en la pista de atletismo

Todos conocemos a gente que le encanta el deporte y que lo practica con mucha asiduidad, pero además existe otra parte de la población que va un escalón más allá y lo realiza tantas veces como sea necesario al día con la vigorosidad que sea posible. Pues bien, el entrenamiento tan regular, tan intenso y tan prolongado sobretodo en deportes de resistencia afecta a nuestro organismo de tal manera que cae en sobreentrenamiento o fatiga crónica. Las consecuencias de esta gran carga muscular produce un deterioro del rendimiento normal del sujeto, y por consecuencia, dificultad para recuperarse de una sesión a otra.

No estamos hablando de un “cansancio” normal a corto plazo, estamos haciendo referencia a un bajo rendimiento mantenido, infecciones en las vías respiratorias superiores normalmente, mal estar general y pérdida del interés de entrenar en alto nivel, lo que puede desencadenar incluso el entrar en depresión por no conseguir los objetivos por los que tanto se luchan.

Signos y síntomas que afectan al rendimiento.

-Necesidad de tener una recuperación excesiva tras la realización de competiciones.

-Fatiga constante.

-Deficiente rendimiento.

Signos y síntomas fisiológicos.

-Dolores de cabeza y estómago.

-Frecuecia cardíaca en reposo elevada.

-Amenorrea.

-Insomnio.

-Dolores musculares y rigidez.

Aún se necesitan más estudios sobre la etiología del síndrome en cuestión, pero lo que la ciencia nos ha demostrado hasta el momento es que intervienen alteraciones a nivel endocrino y nervioso, los cuales afectan al sistema inmunitario.

Quizás te pueda interesar el Drogodependencia y ejercicio físico

Si ahondamos en el mundo de la fisiología del cuerpo humano, podemos ver que existen diversos desencadenantes del sobreentrenamiento. Uno de ellos son los hidratos de carbono, ya que las reservas de este tipo de metabolito quedan casi agotadas. Muy relacionado con esto está lo que llamamos el “tapering”, que no es nada más que reducir progresivamente el entrenamiento, sobretodo antes te las competiciones de final de temporada que es cuando más se observa este síndrome. Además de reducir los volúmenes de entrenamiento, la técnica del tapering incluye aumentar de forma significativa el consumo de hidratos de carbono durante varios días antes de la competición, lo que ayudará a tener nuestras reservas de HC bien llenas y evitar problemas en estos periodos clave.

Pero, ¿Cuántos días se debería utilizar el tapering?

Depende de cada persona y deporte. Los estudios parecen indicar que de 3 a 7 días antes de la gran competición es el periodo óptimo, pero en algunos deportes se hace hasta 21 días antes reduciendo la carga hasta el 60%.

También te puede interesar

Deja un comentario

Translate »