Cómo ganar fuerza máxima · Entrenamiento en gimnasio

Cómo ganar fuerza máxima · Entrenamiento en gimnasio

Cómo entrenar la Fuerza máxima de forma segura.

Para los que están familiarizados con el entrenamiento de fuerza máxima, no les resultará extraña esta foto. Pocas veces te expondrás a cargas tan altas y someterás a tu cuerpo tan al máximo como con estos tipos de ejercicios, que a su vez, son necesarios si quieres romper la rutina de entrenamiento y seguir mejorando.

Cómo funciona.

El aumento de fuerza se produce por vía neural y es aquella en la que nos centramos en la ganancia de fuerza máxima fundamentalmente, sin tener tanto en cuenta la hipertrofia. Está recomendado para aquellos sujetos que ya tienen experiencia en el gimnasio y por lo tanto tienen la suficiente coordinación muscular y fuerza para llevarlo a cabo. En este sentido, el entrenamiento de la fuerza máxima para aquellos que no tienen experiencia, hará que aumente en gran medida el riesgo de lesión. Aún así, ni siquiera los que ya tienen experiencia se pueden librar de dicho riesgo, ya que el músculo está sometido a grandes cargas y presiones, por lo que un simple mal movimieto puede echar a perder una larga temporada de entrenamiento.

Puedes echar también un vistazo al entrenamiento de la potencia.

Profundizando algo más en este tema, vemos que entrenando de esta forma reducimos los procesos inhibidores como el OTG (Órgano Tendinoso de Golgi), el cual nos provoca que ante una carga muy alta y estando el músculo fatigado que este órgano inhiba al músculo impidiendo la rotura de éste. Con el entrenamiento, el OTG irá desapareciendo.

Cómo entrenarlo.

El entrenamiento de la fuerza máxima se realiza de la siguiente manera: Utilizamos pesos mayores que los anteriores, pero ahora bajamos las repeticiones haciendo de 1 a 3, y con descansos de 3 a 5 minutos.

Debido al número de repeticiones y el descanso, participaremos menos a nivel hormonal y se producirá menos hipertrofia, pero a su vez ganaremos más fuerza máxima. Este método es el más utilizado por deportistas de alto rendimiento que necesitan incrementar la fuerza máxima.

Lo ideal sería complementar el entrenamiento de potencia, fuerza máxima e hipertrofia por fases o semanas, es decir, entre 3 a 6 semanas un tipo de entrenamiento, entre 3 a 6 otro, etc. De esta manera nuestro organismo no se adaptará solo a un tipo de entrenamiento y siempre estaremos introduciendo nuevos estímulos provocando su evolución.

Bibliografía.

También te puede interesar

Deja un comentario

Translate »