Cómo combatir y prevenir la anemia en la mujer

Cómo combatir y prevenir la anemia en la mujer

Anémia, síntomas y alimentos a tener en cuenta para mejorar nuestra salud y nutrición.

Nutrición adecuada para luchar contra la anemia

No es plato de buen gusto sentir los síntomas de esta enfermedad, sus consecuencias físicas nos llevan a un pobre rendimiento en nuestra vida diaria y en algunos casos puede causar graves trastornos en la salud. Como síntomas podemos encontrar el cansancio, el sueño, desmayos, la palidez o ya no solo el pobre esfuerzo físico, si no el mental, son algunos síntomas más visibles en una persona. Otros grados de insalubridad debido a este tema es la caída de cabello, de uñas, aparición de llagas… Si al ver estas señales te sientes identificada últimamente, visita rápidamente a tu médico.

En otro artículo hemos visto los motivos por los cuales podríamos tener falta de hierro, puedes hacer click aquí para verlo, y en donde hablábamos por encima de que en el caso de la mujer deportista, la obsesión por obtener un cuerpo 10 puede provocar una escasa ingesta de alimentos o simplemente alimentos de baja calidad.

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar que nuestra salud corra este riesgo?

Metiéndonos algo más en nutrición, es bueno saber que existen comidas en nuestra dieta que facilitarán la absorción del hierro y elevarán su nivel en sangre. Por el contrario existen otras que lo que harán es disminuir la absorción. Por ejemplo: El café, el vino, el calcio, el té o las claras de huevo entre otros son inhibidores de la absorción del hierro NO hémico (aquel que proviene de los vegetales y que se absorbe entre un 3 a un 8%).

Además como las madres siempre nos han dicho, ¡las lentejas tienen mucho hierro!, pues bien, las lentejas son una gran fuente de hierro, pero existe en la composición de esta comida lo que llamamos fitatos, que disminuyen su absorción hasta en un 50%.

Pero si hemos visto que hay comidas que perjudican al hierro, hay otras que lo ayudan, como la vitamina C, que es una gran ayuda para mantener la absorción y utilizarla como magnífico complemento en el postre de cada comida.

El hierro hémico es aquel que, al contrario que el hierro no hémico, viene de los animales, y que además se absorbe entre un 20 a un 30%, por ello es por lo que la carne es nuestro gran aliado para combatir la pérdida de este mineral. De esta forma, una dieta adecuada nos proporcionará (sobre todo a la mujer) aquella prevención o lucha contra la enfermedad de la anemia. Pero no nos tenemos que pasar con su consumición. Cuanto más hierro tengamos no quiere decir que más prevenidos estemos contra la ferropenia (falta de hierro). Si ingerimos demasiado, podremos provocar intoxicaciones tales como los vértigos, vómitos, dolor de cabeza, coloración gris de la piel, fatiga, o incluso perjudicar gravemente la salud del hígado.

Por último, cabe destacar el desayuno. Muchas mujeres no desayunan o apenas lo hacen con el fin de mantener la silueta y además se quejan de que les falta fuerza o energía. Dicho desayuno es la ingesta más importante, y es la comida que más energía nos proporcionará durante el día. Por ello, si además tienes anemia o te ves con poca energía, ¡ni se te ocurra saltártelo! Nos proporcionan muchos hidratos de carbono, que son la fuente de energía principal para nuestro sistema nervioso y para rendir a la vez durante el día. Sólo en algunos casos el ayuno está indicado para distintas fases de entrenamiento en donde poder aumentar la pérdida de grasa.

También te puede interesar

Deja un comentario

Translate »